El Oído

Los cinco sentidos: El oído

El trabajo del oído es importante no sólo por el hecho de captar y percibir sonidos. Este, uno de los 5 sentidos, también trabaja de manera sensorial y ayuda al equilibrio del cuerpo, aunque parezca difícil de creer, nos ayuda a movernos y saber a dónde poner los pies. Es sensorial, por lo que puede captar los sonidos, difundirlos al cerebro y transmitir sus vibraciones ante la reacción inmediata del cuerpo.

La oreja trabaja captando las vibraciones sonoras de los sonidos. Esta puede recibir sonidos que empiezan con 20 Hz que son los sonidos más graves, hasta llegar a 200 Hz, que son los sonidos más agudos. La parte interior de la oreja es el oído, este se secciona de dos partes: la parte visible es llamada el pabellón, este reconoce los sonidos de forma externa, percibe las vibraciones y se encarga de enviarlas hacia el tímpano, esto a través del conducto auditivo. Se enfoca en ampliar los sonidos.

En segundo lugar se encuentra el tímpano en el oído externo y el oído medio. El tímpano se encarga de separarlos (al oído externo y al oído medio). Cuando el tímpano percibe los sonidos que le envía el conducto auditivo, vibra y se crea una completa percepción del sonido.

El oído puede permitirse cierta cantidad de decibelios que son como máximo 120. Si el oído recibe un poco más de esto, se vuelve doloroso y es peligroso pues el tímpano dañado puede colapsar y crear sordera.

El cerebro es el conducto final, este recibe las vibraciones y señales eléctricas. La manera en que interpretamos los sonidos es un trabajo en conjunto del oído y el cerebro, que es quien procesa la información enviada. El cerebro trabaja a través de vibraciones, frecuencias y de impulsos que recibe a través del oído y el tímpano.

el-oido

El Oído
5 (100%) 3 votes



Deja un comentario