Los cinco sentidos son





Los 5 sentidos, también conocidos como cinco sentidos, o simplemente como los sentidos, son la forma de percepción que tiene el cuerpo humano, y que nos permiten percatarnos de lo que sucede a nuestro alrededor, y de determinadas cosas que le suceden a nuestro cuerpo. Por ejemplo nos permitirían darnos cuenta de si alguien está cogiéndonos de la mano (tacto), o si hay un vehículo que se está acercando hacia nosotros (vista y oído).




Desde siempre hemos sabido que los seres humanos al nacer tenemos cinco sentidos básicos para el funcionamiento corporal. En algunos casos, no contamos con uno o dos de estos sentidos. Pero está comprobado por diferentes médicos y casos reales de estudio, que la falta de uno de los sentidos, le da fuerza o perfecciona otro de ellos.

Todo lo que vemos, sentimos, saboreamos, escuchamos y degustamos, son puras percepciones que el cuerpo se hace de la realidad. A veces la realidad y lo que se percibe no coinciden en su totalidad. El ser humano puede percibir diferentes formas y maneras de la realidad, pero quienes nos muestran lo cercana que estamos a ella, son los cinco sentidos.




Algunas personas no nacen con los cinco sentidos activos, pero normalmente éstas a falta de uno o dos de ellos, perfeccionan otro de los sentidos. Más allá de contar o no con los cinco sentidos, debemos saber que ellos pueden mejorar o pueden tener sus propias limitaciones. Aquí te contaremos algunas de las curiosidades que no sabías o no te has percatado que son capaces tus cinco sentidos de realizar.

¿Cuáles son los sentidos?





Los 5 sentidos que por nacimiento debe tener un ser humano son (haz click para más información):

  1. El oído
  2. El tacto
  3. La vista
  4. El gusto
  5. El olfato.



Algunas curiosidades sobre los 5 sentidos

El ojo humano es una de las grandes maravillas del cuerpo, poder ver te crea grandes dimensiones de la realidad. Te muestra colores, figuras y aunque no lo notes, con la vista tienes sensaciones y percepciones de lo que ves. Esta tiene algunas limitaciones ya que hoy en día, sobre todo con la era tecnológica, es muy común que la vista pierda poder y son cada vez más y más personas las que necesitan gafas ya que sufren de enfermedades comunes como miopía y astigmatismo. La vista nos ayuda a movilizarnos, pero también requiere de ciertos cuidados. Una basura o un golpe fuerte puede ser un daño letal para lo que la vista puede percibir.

La vista no está reforzada para poder ver sobre rayos X ni rayos ultravioleta, pero es también real que la vista tiene reflejos impensables. Es una manera de cuidarse sola ya que aunque no nos hayamos percatado de alguna basura próxima a nuestro ojo, son sus reflejos los que se cuidan la región ocular y evitan daños.




El sentido del olfato es uno de los mejor desarrollados en la mayoría de los humanos, esto debido a que está conectado con otro de los sentidos. Cuando se come, la comida no sólo se siente el sabor sino que también se huele, están conectados. Pero más allá de esto, cuando por alguna enfermedad se ha perdido el sentido del olfato, inmediatamente, también se pierde sensibilidad a los sabores, es decir, al gusto. Son sentidos que están entrelazados. El olfato humano puede oler tanto lo agradable como lo desagradable y al sentir malos olores, se recrean diversas acciones en el cuerpo, como que los ojos lloren, asco, dolor de estómago, etc.  El sabor y el olor van siempre en el mismo camino.

Justamente es el olor un transmisor de gusto, pero el gusto  se dirige más bien por las papilas gustativas, éstas se encuentran en la boca, en la lengua generalmente. El gusto es el que nos ayuda verificar si lo que estamos ingiriendo es acorde a lo que aprobamos como bueno o no. El olor es un indicador de que algo nos puede gustar, pero al final, se terminan desenlazando porque el olor no siempre nos indica que eso está bien para nuestro gusto. La faringe, y la boca en general, juegan un papel importante a la hora de saborear lo que se consume. Una curiosidad es que la lengua solo nos dice si algo nos gusta o no, pero son los nervios de la boca los que se encargan de separar entre salado, dulce, amargo, ácido y los diferentes sabores que existen.




El oído es el círculo que se cierra para que la percepción de lo que nos rodea, se acerque más a la realidad. Podemos ver, oler, y degustar muchas cosas que creemos conocer, pero al escuchar podemos enterarnos aún más de la realidad que nos rodea. No son simples sonidos, son cambios de alto a bajo, tonos, timbres, rapidez y hasta estado de ánimo el que nos denota escuchar y hacerlo con atención.

Y para terminar de percibir nos hace falta el tacto, este encierra a todos los sentidos en uno solo. Sus células están localizadas en la dermis, en la piel. Al sentir nos hacemos una idea y trasmitimos esa idea hacia el cerebro, con la vista verificamos, al oír, sentimos también, y los olores nos comprueban. Es así como trabajan unidos los cinco sentidos.  El tacto nos puede hacer percibir el tiempo: frío o calor, es una de las grandes percepciones de la realidad actual. El tacto funge como mediador de lo que podemos soportar de dolor o de placer. El tacto se puede desplazar por todo el cuerpo.




Es así como concluimos que una de las curiosidades más relevantes de los cinco sentidos, es esa conexión que tienen para mostrarnos la realidad de lo que percibimos. Si bien es verdad hay ciertas personas que no cuentan con uno o dos de ellos, están tan conectados que esas personas solo logran desarrollar de manera perfecta los otros sentidos que tenían.

A continuación, algunas imágenes sobre los 5 sentidos:

5sentidos

5 sentidos cinco sentidos los 5 sentidos los cinco sentidos los sentidos




Los cinco sentidos son
4.73 (94.67%) 15 votes
¿Te ha parecido interesante? ¡Comparte!

5 comentarios en “Los cinco sentidos son

  1. Le añadimos otro que es la intuición , un sentido de alerta de protección al peligro los del tibet le llaman el tercer ojo ,del cual lo tenemos y desarrollamos muy poco . saludos
    ANGELA

Deja un comentario